domingo, 16 de abril de 2017

Sin trampa ni cartón: Disparar primero, preguntar después


Sábado, 8 de abril
TAL COMO SOY

Aunque nada me gusta más que hablar mal de mí mismo, procuro no hacerlo demasiado a menudo porque lo considero de pésima educación: obliga a quienes te escuchan a rebatirte y a elogiarte.
            Pero a veces no tengo más remedio. Soy bastante buen improvisador, pero a condición de que haya tenido tiempo de preparar bien la improvisación. La naturalidad, es lo menos natural del mundo, es siempre un trabajado artificio. Al menos en mi caso.
            El martes 18 se estrena en Avilés el documental que me han dedicado. Me gusta el título, “Un lugar propicio a la felicidad. Alrededores de José Luis García Martín”, me gustan las imágenes de mi pueblo, Aldeanueva del Camino, y del valle de Ambróz, pero en cuanto aparezco se estropea todo.
            Si yo fuera el productor ejecutivo (o sea, el que paga y manda, que es lo que me gusta ser), le ordenaría al director repetir todas esas escenas. Fueron rodadas en distintos veranos, improvisadamente, no tomándome yo demasiado en serio la idea. Creí que era uno de esos proyectos que nunca se llevan a cabo.
            Por eso procuro disuadir a mis amigos y aconsejarles que no aparezcan por el local de la calle de la Ferrería la tarde del martes.
            “¿Pero tan mal te ves?”, me preguntan algunos que no saben si creerme o si todo no es más que una retorcida manera de despertar su curiosidad para que el salón avilesino se encuentre lleno.
            “Tan mal o peor. El arte es fingimiento, pero en este documental, por descuido mío (no por culpa del director), no hay fingimiento ninguno. Me veo de la peor manera posible. Me veo sin máscara, sin trampa ni cartón, exactamente tal como soy”.


Domingo, 9 de abril
LA LEY ANTE TODO

Qué maravillosos actores son los animales. En Cantábrico, el prodigioso documental de Joaquín Gutiérrez Acha, hacen de sí mismos con absoluta naturalidad y además nos ofrecen a ratos una caricatura y a ratos un retrato idealizado de la humanidad.
            Esto es lo que somos, qué razón tenían los viejos fabulistas: la madre que alimenta a sus crías, las fraternales peleas de los oseznos, los lobos al acecho del tierno cervatillo, la larva de mariposa que engaña a las hormigas, los urogallos en celo que se pavonean ante las hembras… Me voy viendo a mí mismo en el comportamiento de las criaturas del bosque y a veces me ruborizo un poco ante la exactitud del parecido.
            Mi favorito es el sapo fanfarrón, que no sé por qué me hace pensar en Donald Trump. La vieja Europa miraba por encima del hombro a esa especie de Gil y Gil (el exitoso alcalde de Marbella) que con sus patochadas y sus millones (y ayudado por un arcaico sistema electoral dudosamente democrático) había llegado a la Casa Blanca. Exactamente igual contemplaba la sigilosa serpiente al sapo torpón que se ha puesto a su alcance.
            Pero de repente el sapo comienza a hincharse, se hincha más y más, y la serpiente duda un momento si tomarse en serio o no a ese imprevisto monstruo; finalmente, por si las moscas, se da la vuelta y se aleja arrastrándose.
            El quimérico inquilino de la Casa Blanca lanza de improviso +dos o tres misiles y se acabaron la bromas. Los líderes europeos que critican al gobierno inglés, y tratan de ponerle todas las trabas que pueden por hacer lo que dicen sus votantes se ponen a aplaudir al sapo fanfarrón que dispara primero y luego pide que le busquen las pruebas de que fue el gobierno sirio, y no la oposición más o menos democrática y menos o más terrorista, quien usó las armas químicas.
            “La ley ante todo, sin ley no hay democracia” es el mantra del gobierno de España ante las reivindicaciones catalanas. Y yo, después de ver Cantábrico y de ver aplaudir los misiles de Trump, pienso; “Exacto. La ley ante todo, pero la única ley que al final importa: la del más fuerte”.
            O del más astuto, como demuestra cumplidamente el documental de Joaquín Gutiérrez Acha.


Lunes, 10 de abril
LA NOSTALGIA ES UN ERROR

En el más reciente número de El Ciervo, que sigue siendo un ejemplo del mejor periodismo, se publica una encuesta titulada “¿Adiós a la carta postal?”. La mayoría de las respuestas adoptan un tono elegíaco y un tanto tontorrón ( incluso hay quien lamenta que nuestra intimidad sea saqueada en la red, ya que la protección que daba el sobre “ha desaparecido por completo”).
            Menos mal que Anna Caballé pone un punto de sensatez en el asunto: “Las cartas viajaron de todas las formas imaginables. Fueron en manos de un mensajero a pie o a caballo, en recuas de acémilas, diligencias, carruajes de tiro, trenes, aviones, barcos… Metidas en sacas, perfumadas y con bellos adornos, en una botella al mar por pura desesperación. El siglo XXI ha revolucionado una vez más el formato del correo. Las nuevas tecnologías conceden a la escritura un espacio impensable hace unos años, cuando el teléfono era el medio hegemónico de comunicación. El correo digital con su inmensa variedad de recursos es fruto de una creativa mutación que nos permite mantener viva la esperanza de contactar con el ausente y de construir lazos con él”.



Martes, 11 de abril
RELIQUIAS

Abro un libro de poemas recién llegado y lo primero que encuentro, sorprendentemente, es el Café Arcadia: “No imaginaba que las sillas de la Arcadia iban a ser tan duras, / ni que la gente iba a pasar la mañana del domingo / leyendo periódicos y tomando café. / Tampoco imaginaba que la gente iba a ser comprando lotería / y que el cansancio iba a ser tan grande al llegar aquí”.
            Y yo vuelvo a remotas mañanas de domingo y a aquel café con sus pequeñas mesas apretujadas y las cristaleras temblando cuando el tranvía pasaba delante de ellas por la estrecha rúa Ferreira Borges, en Coimbra.
            No sé si Alfonso Armada se referirá a ese mismo local, donde yo sufrí de amores y escribí versos en un tiempo remoto que quizá no ha existido nunca. Su libro, lo leo de un tirón en Los Prados, vale poco. Más bien no vale nada. Lo fecha entre 1991 y 1996 y seguramente ni se ha atrevido a releerlo al enviar los viejos poemas al editor, que tampoco lo habrá leído con mucha atención. ¿Y por qué lo publica entonces? Pues porque su autor es un excelente periodista, que ha mandado crónicas desde Sarajevo y desde otros lugares en conflicto, y actualmente dirige un suplemento cultural.
            La poesía es un género peculiar. Los borradores o los poemas adolescentes que el autor rompe avergonzado con el tiempo se convierten en reliquias que la mayor parte de los estudiosos no distinguen de los verdaderos poemas.
            A lo mejor me equivoco y este Cuaderno ruso vale más que el papel en que está impreso. Hay un poema, “Quintana de Mortos”, que no está mal.            
            Afortunadamente no tengo que hacer ninguna reseña del libro (si fuera así, me cerraría las puertas del suplemento del ABC por un tiempo, al menos hasta que cambiara de director). Mis impresiones me las guardo para mí.


Miércoles, 12 de abril
VIEJOS TERRORES

No sé distribuir el trabajo. O tengo mucho que hacer o  nada. Esta tarde tocaba lo segundo, pero del aburrimiento (y de escribir haikus) me salvó una llamada de Marisa Fanjul: “¿Te apetecería acompañarnos a Ferroñes a visitar el estudio de Benjamín Menéndez?”
            Claro que me apetece. Cuando hace años venía en tren de Avilés a Oviedo todos los días, pasaba siempre por el apeadero de Ferroñes, un lugar entre prados, sin ninguna casa a la vista, que a mí siempre me parecía el lugar más desolado del mundo.
            ¿Quién puede vivir aquí?, me preguntaba. A veces el tren se detenía y subía o bajaba un solitario viajero. Y yo me imaginaba alguna historia gótica con institutrices que llegan de la ciudad y han de dirigirse a un caserón en ruinas del que los han llamado para educar a unos niños muertos hace cien años.
            Recuerdo que una vez, tras cruzar como siempre en ferry hasta Staten Island, se nos ocurrió a Martín López-Vega y a mí subir al tren que atravesaba la isla. Bajaríamos en cualquier estación para explorar un poco. Pero todo eran apeaderos en medio del campo. “Qué horror –dije yo–, es como si pasáramos por Ferroñes una y otra vez”.
            Ahora por fin tenía ocasión de conocer al Ferroñes verdadero. Antes de ir lo busqué en Wikipedia: es una parroquia de Llanera formada por una aldea y tres lugares, paradójicamente más habitados que la aldea. Esta cerca de Oviedo, pero nos perdimos en el coche y aparecimos frente a una residencia de ancianos agazapada en un rincón, perfecto escenario para el comienzo de una película de terror o de festival.
            Benjamín Menéndez es el autor de la escultura en el paseo de la ría de Avilés, esos tres gigantescos conos de acero corten que a mí siempre me recuerdan los mástiles inclinados del Bigo de Renzo Piano en el puerto de Génova. Siempre he admirado a los arquitectos y a los escultores que son capaces de cambiar el rostro de la ciudad.
            Ferroñes tiene una pequeña iglesia junto a la cual se acurrucan las tumbas de un cementerio como las ovejas que temen el asalto del lobo. Y Benjamín Menéndez trabaja en un estudio construido por Andrés Diego Llaca que algo tiene de escultura habitable hecha con materiales pobres, con tabiques palomeros, como los que se utilizan en cualquier tendejón. Cuando se hace de noche, se convierte en ordenado y áureamente proporcionado refugio contra el caos de la naturaleza.
            En el campo, me siento siempre como un náufrago. Soy de los que piensan que solo en la ciudad es posible una vida plenamente humana.


Jueves, 13 de abril
LOS AÑOS

Los años le vuelven a uno más benévolo con los defectos de los demás. ¿Cómo enfadarse con quienes hablan y no escuchan si yo también tengo esa costumbre? ¿A qué irritarse por la vanidad, el egoísmo, el narcisismo, la terquedad de este o de aquel si nada hay más humano y a mí nada humano me es ajeno?


50 comentarios:

  1. Con respecto al tema catalán, me temo que JLGM ha tomado ya una decisión de acuerdo con sus prejuicios, y que ninguna intromisión de la realidad, esa metomentodo, le hará cambiar lo más mínimo. El hecho de que un referéndum secesionista haya sido considerado ilegal no sólo en España, sino en Alemania (véase: http://www.eltriangle.eu/es/notices/2017/01/el-tc-aleman-niega-el-derecho-a-decidir-de-baviera-7097.php), Italia (aquí: http://www.lavanguardia.com/internacional/20170106/413132190705/italia-indivisible-referendum-veneto.html) o los USA de Obama (http://www.vozbcn.com/2013/01/16/137292/eua-rechaza-secesion-texas/) no cuenta. El que el Parlament pretenda aprobar la famosa "desconexión" en una sesión del propio Parlament abusando de un modo increíble de su circunstancial mayoría independentista -en escaños, no en voto popular- (cuando el propio Estatut pide, para su simple modificación, una mayoría cualificada de 2/3), y sin permitir siquiera que se debata una decisión así, todo eso tampoco importa; JLGM jamás lo mencionará. Aquí hay sólo una parte que tiene la totalidad de la razón, haga lo que haga, y otra que por definición no tiene, ni jamás tendrá, ni puede tener, ninguna. Yo comprendo que es una visión la mar de cómoda de una realidad incómodamente complicada. Para qué darle vueltas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya cabeza la de este anónimo (al que sospecho reincidente). Lo que no puede ser nunca ilegal, estimado don "me atrevo a opinar pero no a dar la cara", es preguntar a los ciudadanos de Cataluña el futuro político que desean. Esa es la esencia de la democracia. Todo lo demás es marear la perdiz. Otra cosa es que se les pregunte y luego se les diga: "¿Qué queréis ser independientes? ¡Pues os jodéis y os aguantáis porque la Constitución no lo permite?". Pero que se impida preguntar con todas las garantías (pero no se prohíbe no hacer macroencuentas más o menos manipulables como la de hoy en El País) y que alguien considere que esa prohibición es legal y democrática pues en fin... Qué cosas. Pero así somos los seres humanos (me incluyo entre ellos). Vemos el prejuicio en el ojo ajeno y no el disparate en el propio.

      Eliminar
    2. Repito lo que ya dije: ese "impedir preguntar" se ha hecho (como puede comprobarlo si lo desea en los enlaces que adjuntaba) en Alemania, Italia o los USA. Que usted considere que tales países no son "legales y democráticos" es asunto exclusivamente suyo. Yo no diré, como usted, que semejante opinión sea "un disparate", pero sí es que eso, una opinión personal, aunque usted pretenda (indebidamente) elevarla a la categoría de verdad objetiva (y absoluta). Respecto a lo otro que propone, hacer el referéndum y, caso de que saliera favorable a la independencia, prohibirla LUEGO porque la Constitución no lo autoriza (tampoco autoriza el referéndum, de paso, ni aquí ni en los demás países que he citado), no supongo que le parezca en serio una buena solución. Eso sí sería, a mi parecer, jugar sucio con los muy respetables sentimientos de los independentistas.

      Eliminar
    3. Demetrio Cárdenas16 de abril de 2017, 15:46

      Para empezar, el referéndum de marras no es secesionista, o sea, no es para separarse, sino para que se reconozca el derecho de los catalanes a decidir su futuro. Pero para algunas cabezas confusas todo es lo mismo y todo da igual si está en peligro la sacrosanta "unidad a la fuerza". En segundo lugar, si la verdadera preocupación de los escolásticos de la sacra unidad es la ilegalidad de una consulta, siempre tienen recursos para convertirla en legal a través de una ley votada en el Congreso. Naturalmente, no desean legalizar la consulta porque todo es un cuento chino, y si esgrimen la ilegalidad es como mero pretexto para impedir la consulta democrática e imponer el principio de autoridad post-franquista. Son tramposos sin atenuantes. Ahora airean una supuesta ley alemana, mientras silencian el referendum de Escocia. Impresentables.

      Eliminar
    4. Al anónimo mejor no responderle, Demetrio. Entra en bucle, como otras veces.
      Para que la consulta (no vinculante) sea legal no hace falta ninguna ley nueva: basta con que la autorice el gobierno. Tan sencillo como eso. La imposibilidad de saber lo que piensan los catalanes sobre su futuro es una cuestión política. Y pudiera muy bien ocurrir que lo que quiere la mayoría sea seguir formando parte del Estado español (algo tan legítimo como lo contrario).

      Eliminar
    5. "La imposibilidad de saber lo que piensan los catalanes sobre su futuro es una cuestión política."

      ¿Qué imposibilidad? Desde que Mas se echó al monte, en Cataluña se ha votado ¡ 7 veces ! ¿Por qué un referéndum cuando se ha podido votar 7 veces por partidos independentistas?

      Yo no lo entiendo. La única explicación que hay es que los independentistas catalanes, sabiendo muy bien que "la independencia es imposible y traumática" como dijo Pujol en una entrevista en El País del 30 septiembre 2012, lo único que buscan con un referéndum ilegal es provocar una reacción violenta de Madrid que aumente sus reservas de argumentos victimistas.

      Pero como Rajoy es un adepto del famoso proverbio africano: "No intentes vengarte de tu enemigo; siéntate en la orilla del río y pronto verás pasar su cadáver", los independentistas están perdiendo la partida y olvidando de manera estrepitosa el célebre consejo de mi admirado compatriota Josep Tarradellas: "En política se puede hacer todo, menos el ridículo".

      Eliminar
    6. Gracias a DC y a JLGM por las amables palabras que uno y otro (pero sobre todo uno) me dedican. Yo me limitaré a recordarle a ese uno, DC, que las preguntas de la consulta ya celebrada eran exactamente las que siguen: "¿Quiere que Cataluña sea un Estado? Y ¿que sea un Estado independiente?". Compárese esto con lo que él afirma sobre que "el referendum de marras no es secesionista". Cuál o cuáles pudieran ser las de ahora, no lo conocemos, y por tanto mejor no especular, no vaya a ser. Y uno no "airea" ninguna "supuesta ley alemana": se limita a reproducir las resoluciones del TC alemán e italiano, y la de la Casa Blanca de Obama. (De todas formas, y respecto a la posible pregunta en la próxima consulta, puede ver aquí, http://www.20minutos.es/noticia/3001913/0/preguntas-referendum-independencia-cataluna-propone-puigdemont/, como Puigdemont sugiere estas tres posibilidades: "¿Quiere que Cataluña sea un Estado independiente?", "¿Quiere que Cataluña sea una república independiente?, "¿Quiere que Cataluña continúe formando parte de España?"; y la CUP, aquí http://www.elmundo.es/cataluna/2017/03/21/58d15c88e5fdeadd748b460f.html, "¿Quiere que Cataluña sea una república independiente? Sí / No". Lo de las "cabezas confusas" y demás amabilidades -que JLGM parece apoyar también, puesto que no lo desmiente-, quizá las encuentre DC con más facilidad y más cerca sin más que mirarse a un espejo. En todo caso, un consejo: no pierda los nervios. Sospecho que le van a hacer falta.

      Eliminar
    7. Por cierto, sospecho que ninguno de los dos se ha tomado el trabajo de ver los enlaces que incluía en mi primer mensaje, sobre las respectivas posturas de Alemania, Italia o los USA. Ambos me dicen que "si no es legal, se hace legal y ya está", y ambos (DC, eso sí, con mucho peores modos) vienen a decirme que no hacerlo así no es democrático. Dado que ninguno de esos tres Estados que citaba se ha planteado hacerlo, irremediablemente se sigue que tampoco lo son, y, en resumen, que democracia es exclusivamente aquello que uno y otro decidan; ni los TC de Alemania o Italia, ni el Gobierno de Obama, tienen autoridad ninguna (sólo ellos dos, por lo visto) para opinar sobre lo que es o no es democrático. Pues así será, si ellos lo dicen; y que al recordarlo yo "entre en bucle", pues así será también. Cada uno da lo que da, qué vamos a hacerle.

      Eliminar
  2. El texto sobre el libro de Alfonso Armada no se entiende muy bien, sobre todo estas frases: "Su libro, lo leo de un tirón mientras en Los Prados, vale poco. Más bien no vale nada."

    ¿Qué son Los Prados?

    ¿No falta alguna frase en ese párrafo?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Falta "tomo un café", que eliminé dejando erróneamente el "mientras". Muchas gracias por indicármelo. Los Prados es el centro comercial, cercano a mi casa, que he convertido en una de mis "oficinas".

      Eliminar
  3. "Cantábrico" tiene bien poco de prodigioso. Es vago ("Cantábrico" es, de hecho, la única localización geográfica que se llega a dar; nunca sabemos dónde estamos como no sea porque reconocemos Ribesella o los lagos de Muniellos); no aporta nada a nivel documental (sólo imágenes que ya hemos visto mil veces); la narración es pobre y tópica... Cualquier documental de la 2 es mejor que este tan promocionado bodrio. Ahora que se están haciendo verdaderas maravillas en el campo del documental de animales, ver este me produjo cierto sonrojo. Es mediocre, siendo generosos. Pero bueno, tal vez sea el único documental de naturaleza que el comentarista ha visto esta temporada. No lo vayan a ver; tópico, escaso, desganado, incompleto, torpe, aficionado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El único que he visto en una sala comercial de cine, sí. Y muchas de esas imágenes yo no las había visto nunca (y de bastantes dudo que nadie las haya visto mil veces, ni siquiera una vez, no todos los animales son el mismo animal). Habría que colocar un cartel a la entrada: anónimos listillos, abstenerse.

      Eliminar
    2. Menuda bobada de respuesta, con perdón. Como aficionado al género, puedo decirle que no hay nada en ese documental que no se haya visto antes. Quizás lo que habría que poner a la entrada de los periódicos es otro aviso, para sus colaboradores: ignorantes atrevidos, absténganse de opinar de lo que no saben. Pero entonces usted no podría escribir sobre nada. En fin. Si tanto le ha gustado esa mediocridad, espero que le anime a ver cosas mejores. Aunque está usted tan pagado de sí mismo que dudo que nada le anime a nada, más allá de hacerse fotos y pedir que sus amigos se las hagan.

      Eliminar
    3. No es buena una afición que irrita tanto, Sr. Anónimo. Como dice mi suegra, el que se enfada tiene dos trabajos: enojarse y desenojarse.

      Eliminar
  4. "Afortunadamente no tengo que hacer ninguna reseña del libro (si fuera así, me cerraría las puertas del suplemento del ABC por un tiempo, al menos hasta que cambiara de director). Mis impresiones me las guardo para mí".

    Abusas, Martiniano,de este maltidismo autoinfligido. Si fueras tan inteligente como proclamas, no te serviría esta estrategia tan burda para explicarte a ti mismo el por qué no te dan los demás la misma importancia que tú te otorgas: eres tan libre, tan insobornable, que el mundo no puede soportarlo y por eso te ignora. ¿De verdad te crees tú mismo tan banal mentira? Tal vez si ya no publicas más que en periodicuchos de pueblo sea simplemente porque a nadie le interesan más allá del Negrón tus reseñas un tanto cegaratas, tan atentas a la nimia errata y tan incapaces de distinguir el grano de la paja, tan entretenido como estás tú siempre en la tuya propia. Meter el dedo en el ojo es la estrategia del pobre matón de colegio. Demuestra que eres tan inteligente como aseguras, y déjate de monsergas autoconsolatorias. Tal vez así estos diarios tuyos volvieran a tener algún interés. En vez de perder el tiempo queriendo convertir a tus amigos en enemigos para así sentirte único, mejor camino sería serlo de verdad. Has demostrado que puedes hacerlo, ahí están unos cuantos viejos poemas para demostrarlo. Pero esto del viejo cascarrabias... El JLGM que fuiste no se lo merece. Y nosotros, válgame dios, tampoco...

    Carbayo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Respuesta a Dolça Catalunya: Por favor, estimado comentarista, relee lo que ha escrito para ver si es eso lo que quería decir (en ese caso, yo comenzaría a descreer de la racionalidad humana).
      Pregunta: ¿Por qué ese referendum cuando se ha votado ya siete veces por partidos independentistas? Respuesta: porque ese referéndum estaba en el programa de los partidos que ganaron las elecciones y forman gobierno en Cataluña. Con otras palabras: por cumplimiento de un mandato electoral.

      Eliminar
    2. Respuesta a Anonimo/bucle: No he leído esos enlaces porque lo que Alemania,etc, digan al respecto carece de todo interés. Cataluña no está en Alemania. Cuando en un estado alemán (o en Texas) hubiera un gobierno que solicitara un referéndum ya veremos lo que dirían (sospecho que su postura sería más próxima a la del Reino Unido con Escocia). De momento este es un asunto interno de España, en el que procuran no intervenir.
      El referéndum es secesionista o para reafirmar la unidad de España, según como se mira. La pregunta (se formule como se formula) es para saber si los ciudadanos de Cataluña (hayan nacido donde hayan nacido, sean blancos o negros, cristianos o musulmanes) desean seguir formando parte del Estado español o formar un Estado independiente. El referéndum también podían promoverlo los partidarios de la unidad de España si estuvieran seguros (como afirman) de que la mayoría de los catalanes desean seguir siendo españoles.
      Y no hay que cambiar ninguna ley para que se haga esa consulta no vinculante. Bastaría que Gobierno de España y de la Generalitat llegaran a un acuerdo.
      Y si el resultado es a favor de seguir unidos, dimite el gobierno catalán, hay nuevas elecciones y desaparece el problema.
      Y si el resultado es el contrario, se empieza a negociar el cambio constitucional que permita aplicar la voluntad política de los catalanes.
      Eso es todo. Pero hay quienes prefieren seguir mareando la perdiz.

      Eliminar
    3. Respuesta a Carbayo: Qué tontería. Ha entendido que yo quiero publicar mis reseñas en no sé qué suplementos, cuando lo que a mí me gustaría es que en esos suplementos aparecieran reseñas a menudo elogiando mis libros. Por otra parte, estimado comentarista camuflado, creo que confundes malditismo con humor. De vez en cuando (para compensar los excesos de la vanidad), me gusta reírme un poco de mí mismo, qué se le va a hacer.

      Eliminar
  5. A José Luis García Martín

    "¿Por qué ese referendum cuando se ha votado ya siete veces por partidos independentistas? Respuesta: porque ese referéndum estaba en el programa de los partidos que ganaron las elecciones y forman gobierno en Cataluña."

    No hace usted más que "desviar el tiro". Reformulemos la pregunta: ¿Por qué los partidos independentistas catalanes han puesto en su programa la celebración de un referéndum ilegal cuando en Cataluña se ha votado ya siete veces y puede hacerse por partidos que propugnan la independencia? O dicho de otra manera: no hay ninguna necesidad de un referéndum ilegal. Si el 80 % de los catalanes (o de los escoceses o de los habitantes de Quebec) votaran por partidos independentistas el referéndum sería inútil.

    Conclusión: el referéndum es utilizado como un arma de propaganda victimista por los independentistas catalanes - que saben perfectamente, además, que lo perderían de manera estrepitosa (basta para ello decir la verdad sobre las consecuencias económicas catastróficas de la independencia).

    Toda esta historia no es más que un montaje para disimular la corrupción en Cataluña y para intentar aumentar las competencias y el autogobierno de la región. El problema de los independentistas es que creyeron que Rajoy era tonto (yo también lo creía) y que iba a caer en la trampa y armar el bollo. Pero Rajoy ha demostrado ser mucho más inteligente (yo nunca le hubiera creído capaz de ello) que todos los independentistas juntos. Y los ha toreado de una manera magistral, utilizándolos además como "tontos útiles" para mantenerse en el poder.¿Será Rajoy leninista en cuestiones de estrategia política? ¿O un gran jugador de ajedrez? ¿O un adepto de las artes marciales orientales en las que se utiliza la fuerza del adversario para someterlo?

    ResponderEliminar
  6. Hola José Luis, enhorabuena por el blog y gracias por las recomendaciones literarias. En política estoy más de acuerdo con usted que, digamos, con Trapiello o Azua, no creo que sea muy democrático obviar el hecho de que digamos el 51 /49% de los catalanes quieran la independencia pero ¿realmente cree que el referéndum es una solución sensata estando así las cosas? El resultado puede ser que nos quedamos como estamos , Cataluña sigue siendo española pero casi la mitad de los catalanes no quieren que lo sea o la inversa, Cataluña es independiente de España con casi la mitad de la población que no quiere que lo sea. ¿Hacemos un referéndum anual y Cataluña es un año española y otro no? Creo que la identidad nacional es algo lo suficiente serio como arbitrar una solución menos frivola. De haber referéndum el porcentaje para cambiar una situación de siglos debería ser bastante superior al 51 por ciento y estando las cosas como están lo mejor sería que las dos partes acepten que tendrán que "convellarse" (con perdón por el "ortegajo") como buenamente puedan

    ResponderEliminar
  7. he mandado el comentario dos veces con variaciones (una como Eduardo y otra como anónimo )por que no sé si se había enviado correctamente, disculpe las molestias

    ResponderEliminar
  8. Bueno, en realidad lo que algunos querrían (quieren) es tapar la boca a los ciudadanos con argumentos que solo los enemigos de la democracia osarían manejar. Al margen del articulado de ley y de otras convenciones que no son en modo alguno inmutables, y por encima de todo ello, está el derecho inalienable de toda persona libre (verdaderamente libre) a manifestar sus ideas o sus querencias, sean estas quiméricas o factibles. Cosa distinta es que tales pretensiones sean contempladas por unas leyes (que no son los Diez Mandamientos, por cierto) que tratan de impedirlo, pero que cuando la presión social rebasa un punto crítico, se modifican o se derogan: así fue siempre, no digo nada que no sea demostrable.
    Quienes no admiten que el pueblo catalán -cualquier pueblo- tenga derecho a expresar libremente lo que piensa respecto a sus relaciones futuras con el Estado español, es que no acaban de asimilar la democracia. Lo que irrita es que se consideren capacitados para dar lecciones a quienes sí lo han hecho.
    Hacer comparaciones con estados bastante deficitarios en lo que respecta a la defensa de los Derechos Humanos (citar a los USA de Trump suena a sarcasmo) para enrocarse en el inmovilismo, denota hasta qué punto el franquismo ha hecho estragos en gente que se ofendería si se le asociara con aquel régimen tan criminal.
    Siguiendo con su manera de razonar, Sudáfrica nunca hubiese podido salir del terrible apartheid; en Portugal gobernaría un ancianísimo Marcelo Caetano y los Soviets camparían en la URSS por sus respetos. No pongo el ejemplo de la España de hoy comparándola con la del tardofranquismo, porque tampoco hay tanto de que felicitarse.
    Lo dicho: falta de pensamiento democrático.

    ResponderEliminar
  9. Respuesta a Dolça: Leyéndote no me extraña que gane Trump en Estados Unidos ni la eficacia de los divulgadores de noticias falsas. No entiendo nada. ¿Quieres decir que, de momento no, pero que si tienen una mayoría un poco más abultada "Juntos por el sí" podría declarar unilateralmente la independencia sin necesidad de ningún referéndum. ¿He leído bien? Pues si es así solo se me ocurre preguntar. ¿Y por qué el ochenta? ¿No basta con que tengan mayoría absoluta? Han encontrado los independentistas en este señor el mejor aliado.
    Vaya manera de razonar que tienen algunos. No me extraña que no se atrevan ni a dar el nombre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Respuesta a Anónimo/Eduardo: El resultado del referéndum no se puede anticipar. Las encuestas son otra cosa, solo son indicativas. Habría que hacer una campaña electoral y no se sabe quién ganaría. Pero sí que los que pierdan se comprometen a aceptar lo que decida la mayoría. Eso es la democracia.
      Y mejor esta manera de resolver los asuntos políticos (consultar a la ciudadanía) que recurrir a la fuerza, que era como antes una nación (Portugal) se independizaba de otra.
      Y en cuanto a lo de votar todos los años, no es más que una falacia. Cuando haya constancia de que ha cambiado la mayoría social, se inician los trámites para otro referéndum. Que no son fáciles, como se está viendo. Hace falta mucho empeño para que se celebre.

      Eliminar
    2. A José Luis García Martín

      No hay peor sordo que el que no quiere oír. Yo he escrito que si los partidos independentistas catalanes hubieran obtenido una amplia mayoría en las elecciones regionales (lo del 80 % es un ejemplo), no hubieran vuelto a pedir un referéndum ilegal (que, recordemos, es un retroceso respecto a la hoja de ruta - el plan inicial era ganar ampliamente las elecciones y hacer una DUI) y hubieran pedido directamente negociaciones para separarse de España. Sabiéndose minoritarios piden algo imposible para alimentar su victimismo. ¿Es tan difícil de entender? (Y no se confunda el referéndum ilegal del que hablamos con el que los independentistas desearían para que, una vez Cataluña independiente, se ratificara el nuevo estado).

      Tampoco confunda usted lo que yo pienso con lo que piensan ellos y lo que piensan ellos con lo que piensa el resto de los españoles. La realidad es que, la soberanía de España residiendo en todos los españoles, si los independentistas catalanes obtuvieran un 80 %, habría que hacer un referéndum en todo el país preguntando si se quiere que Cataluña sea independiente.

      Pero todo esto son discusiones inútiles: el porcentaje de catalanes independentistas suficientemente informados de las consecuencias económicas y políticas de una independencia total, debe de estar alrededor del 5 %. Si se les dice a los catalanes que para ser independiente Cataluña tiene que salir de la UE, de la Otan, del euro y crear una moneda (devaluada de 30-40 % respecto al euro) en la que asumir una deuda pública de más de 400.000 millones de euros (y mejor no hablar de la privada), que tienen que subir todos los impuestos de manera brutal para poder crear las nuevas estructuras del estado, que tienen que aceptar la salida de los cientos de multinacionales implantadas en su región (las 100 mayores empresas catalanas son multinacionales) y que tienen que asumir solos el pago de los casi dos millones de pensiones de los pensionistas catalanes, todo ello con una calificación crediticia peor que la actual, que es ya 4 veces inferior al bono basura... si se les dice eso a los catalanes (entre otras muchas cosas que afectarían a su vida personal, a sus salarios y a sus cuentas de ahorro), a lo mejor hasta encontramos el famoso 3 % como porcentaje de los que votarían por la independencia.

      Eliminar
    3. Menos mal que respondo a "Dolça", pero me lee alguien más. Si no, qué pérdida de tiempo.
      Allá va la respuesta (y pido perdón por la obviedad): ¿Quién impide decirles a los catalanes todo lo perderían con la independencia? ¿Están prohibidos en Cataluña El País, El Mundo, el ABC, la Razón, la Uno y la Dos de Televisión Española, Onda Cero, la Cope, Radio Nacional y los comentarios de todos los "Dolça" que en el mundo han sido? Si no están prohibidos, si los catalanes pueden leer, escuchar, ver todo eso (y oyen un día sí y otro también a los diputados catalanes del PP y Ciudadanos), ¿qué miedo hay a hacer un referéndum? ¡La opción independentista quedaría reducida al 3 % y todos los independentistas se irían a su casa avergonzados!
      Pido perdón, a los lectores no obnubilados por la ideología españolista, por escribir estas obviedades. Pero qué se le va a hacer. Los "Dolça", los del preguntar es ilegal, son legión. ¿No habría que prohibir entonces todas las encuestas que traten esta cuestión tabú?

      Eliminar
  10. Respuesta a JLGM (de "Anónimo/bucle"):

    Ya imaginaba yo que, en efecto, no habría leído ninguno de los enlaces a que remitía; como dije en mi primera nota, ya ha tomado una decisión, y ninguna intromisión de la realidad podrá cambiarla.

    Por eso le cito el siguiente fragmento de la información relativa a Italia: "El Gobierno de Matteo Renzi recurrió ante el Constitucional una ley de la Asamblea regional véneta que preveía los referéndums consultivos". DE LA ASAMBLEA REGIONAL VÉNETA, esto es, el equivalente italiano al Parlament catalán.

    También puede leer, pero no quiere, en dicha información que "En el recurso gubernamental [al que ha dado la razón el TC, nota mía] se sostenía que atribuir a los habitantes del Véneto el derecho a expresarse en determinadas materias era lesivo para el resto de italianos y ponía en peligro “la unidad e indivisibilidad de la República”. Italia tampoco es una democracia, pues.

    Y es curioso que cite el caso de Escocia. Cataluña, afirma, no está en Alemania, pero sí en Escocia, al parecer. O, en otras palabras, los ejemplos de otros lugares no valen..., salvo que confirmen sus ideas, en cuyo caso no sólo valen, sino que son referencias. Pues vaya.

    Aquí tiene otro enlace (http://www.bbc.com/mundo/noticias/2014/09/140919_escocia_catalunya_independencia_caminos_bd_lav) , éste de la BBC, donde si quisiera podría leer que "Según la tradición del "Common Law" (derecho anglosajón), Reino Unido no tiene una Constitución escrita. El Acta de la Unión de 1707 contempla la secesión escocesa si esa es la voluntad mayoritaria de sus ciudadanos". Las conclusiones (respecto al parecido con Cataluña), usted mismo.

    Y aquí otro (http://www.elperiodico.com/es/noticias/politica/espana-mas-normal-que-canada-3196689) donde, por parte del principal promotor de la allí vigente "Ley de Claridad", también se negará a leer que "Afirma con convicción que Canadá y Gran Bretaña son una excepción y que en la mayoría de países estas cuestiones se abordan como en España". Porque "Allí la Constitución permite a las provincias los referendos", cosa que no ocurre ni en España ni en la mayoría de esos otros países.

    Pero, obviamente, nada de esto importa. Ni merece leerse, claro que no. Si dijera lo contrario...

    Me recuerda todo esto al personaje de Borges, en "El acercamiento a Almotásim", que no rebatía las equivocaciones de otro "para no tener razón de un modo triunfal". Dada la facilidad con la que JLGM (de DC ya ni hablamos) se desliza de los argumentos a las descalificaciones personales, la impresión que produce a veces es la contraria: lo que le importa es el "modo triunfal", lo de tener razón le preocupa menos. No es mi caso.

    ResponderEliminar
  11. Miguel el Entrerriano17 de abril de 2017, 15:38

    Ni soy catalán, ni soy un experto en estas cosas, pero me parece que don Anónimo Bucle y doña Dolça Catalunya entienden todavía menos. Don Anónimo se quita la razón a sí mismo cuando iguala la consulta: "¿Quiere usted que Cataluña..?", a secesión, como si "querer" la independencia fuese conseguirla y tenerla. Oiga, pues no. Preguntar por lo que se "quiere" es preguntar por la voluntad política de un colectivo. ¡Es que no nos dejan los pseudodemócratas corruptos saber cuál es dicha voluntad! Y todo el argumento de Mr Bucle parece ser "eh, miren, que en Italia y en Alemania también han prohibido consultar, y son demócratas". Si la Wikipedia, o por ahí, las considera democracias será A PESAR DE no permitir consultas. No a causa de ello. Y además, vaya modelo, Alemania, que todavía no ha pagado a Grecia su deuda de guerra por la invasión y expolio. Vaya modelo, don Anónimo.

    En cuanto a doña Dolça, otro/a que está preso de sus propias compulsiones antidemócratas. Dice que no hace falta referéndum porque ya se pueden votar partidos independentistas. Ignora, o se hace el loco, que el voto bajo condiciones de prohibición, persecución penal y policial de los posibles candidatos es un voto viciado y carece de valor. Nadie puede predecir qué sucedería en un Estado que no aplicase amenazas ni coacciones. Así que Dolça Catalunya (que por cierto, no sé si son los mismos de cierto fascio-blog homónimo) consigue justo lo contrario de lo que desea: hacer patente la necesidad de un referéndum. Referéndum que dan por perdido para los nacionalistas, pero que, por si las moscas, tienen pánico de convocar. Menuda tropa. Cómo se retratan.

    ResponderEliminar
  12. Respuesta a Anónimo/Bucle: Cuando en España se aprobó el matrimonio homosexual en la mayoría de los países del mundo (incluidos los democráticos) estaba prohibido. Estuvimos con los pocos que habían ampliado los derechos de los ciudadanos y luego nos fueron siguiendo todos los países civilizados. En este caso es igual: es la excepción quien marca el camino. También la abolición de la pena de muerte (o de la esclavitud) comenzó siendo una excepción de ciertos países. La constitución expresa la voluntad de los ciudadanos en un momento dado. Puede cambiar, cambiará, no es un freno. Ni la unidad ni la separación son un bien en sí mismo que se deba proteger a toda costa (tan legítimo es casarse como divorciarse). Hay que explicar claramente a los ciudadanos las ventajas y los inconvenientes de formar parte de un Estado o de formar uno propio. Y luego confiar en la decisión de los ciudadanos. Eso es la democracia. En democracia no se tiene siempre el mejor de los gobiernos posibles, pero sí el que ha elegido libremente la mayoría.
    (Y no me mande más enlaces, que no pienso leer. Para cualquier cosa que pensemos hay un enlace periodístico que lo refrenda, incluso para la existencia de extraterrestes. Dé razones de porque hay que obligar a ser españoles a quien no quiere serlo --como si fuera una condena penal y no, como es, un honor-- o cállese.)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cállome, pues. Ya dije, y reafirmo, que JLGM ya ha tomado una decisión, que ningún dato real hará cambiar; luego es inútil proporcionar otros. Sería interesante (pero no ocurrirá) que, de acuerdo con sus férreas razones, los independentistas catalanes dejasen clara su voluntad de permitir a los independentistas de la Vall d'Aran (que, si interpreto bien los resultados de las elecciones municipales, aquí: https://es.wikipedia.org/wiki/Nacionalismo_aran%C3%A9s, únicas a las que hasta ahora se han presentado, rondan el 90% del voto) que decidan por sí mismos si desean seguir formando parte de Cataluña. Mientras eso no ocurra, reconozco que sus razonamientos y los de sus partidarios acerca de por qué es democráticamente imprescindible que se permita en Cataluña lo que ellos de ningún modo permiten a los araneses, parecen bromas, y ni siquiera ingeniosas. ¿Razones de por qué -no porque- hay que obligar a ser catalanes a quienes no quieren serlo, como si fuera una condena penal, y etcétera? The rest is silence, ya se sabe. Bucle, puro bucle.

      Eliminar
  13. Miguel el Entrerriano17 de abril de 2017, 19:24

    Tampoco nos pasemos, Martín. Ser español podría ser un honor si en España, por ejemplo, no hubiese jueces que mandan a la cárcel a una tuitera por publicar un chiste malo sobre Carrero; y si el país no tuviese uno de los salarios mínimos más bajos de Europa; y si los españoles aborrecieran en masa la tortura animal; y si la corrupción fuese casi inexistente; y si no hubiese tantos millones de desempleados ni tantos currantes pobres de solemnidad; y si el país no tuviese el presidente más mentiroso/incumplidor que hayan visto los siglos... Etc, etc.

    Al hilo, decía doña Dolça que "Rajoy ha demostrado ser mucho más inteligente...". Tan inteligente, tan hábil, digo yo, que cuando todo el mundo estaba convencido de las pifias económicas y la corrupción de los Pujol, ha conseguido que en la actualidad muchísimos tengamos serias dudas. Claro que para este logro ha contado con la impagable colaboración de Fz Díaz, alias "turbios manejos". No se nos vaya a olvidar en los títulos de crédito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, digo con el Enterriano: hay escasos motivos para enorgullecerse de ser natural de este país. Martín piensa de modo diferente, pero ya se saben las rarezas de Martín.
      Y no solo por la infecta situación actual, sino por esa postración desastrosa que viene de siglos atrás. Uno, que es intercionalista, le tiene poco apego a este solar de toros, caínes y procesiones.
      Se dirá que es lo mismo de siempre, que nos parece más apetecible que la nuestra la finca del vecino o acaso la mujer... Pero estoy seguro de que en ningún otro país de nuestro entorno iban a permitir, con esta pasividad y falta de impulso ético, las sevicias que se vienen cometiendo contra la ciudadanía.
      Precisamente por ello, crece la tentación de muchos de apartarse de ese común que estiman aborrecible y que suelen identificar con el centralismo mesetario, con la España eterna. Pensarán que separándose de esta madrastra tan zafia, cruel y montaraz quedarían a resguardo de los peores vicios del mal gobierno de la patria. Y puede que sean unos ilusos, que sus hijoputas sobrevenidos no les fueran a ser más leves que los de que ahora los maltratan... Pero es la esperanza que brilla siempre cuando se vive en la miseria.

      Eliminar
    2. Uno no, 13!!!!!!!!!!!!!

      Eliminar
  14. Dice usted que es una falacia decir que dada la actual correlación de fuerzas ( más o menos 50/50) entre independentista y no independentistas no hay ningún motivo para suponer que si se celebra un referéndum ahora no deba de celebrarse otro el año que viene sea cual sea el resultado. Para ello argumenta que cual sea la correlación de fuerzas no se sabrá hasta después de celebrado el referéndum y no "por las encuestas", sin embargo luego dice que en cualquier caso no se celebraría otro referéndum hasta que no cambiara "la mayoría social" luego parece que algo tienen que ver los datos previos sobre la correlación de fuerzas para celebrar o no un referéndum (por eso mismo nadie se plantea que se celebre en Guadalajara o Madrid) . Luego dice que en cualquier caso "celebrar un referéndum no es tan fácil , como se está viendo" pero es que precisamente lo que está defendiendo uno es eso , que sea difícil y lo que está defendiendo usted es que no lo sea.
    Eduardo

    ResponderEliminar
  15. Cada país tiene su idiosincrasia. Lo importante es el talante. ¡Dejemos esta discusión estéril!

    ResponderEliminar
  16. José María Bergés18 de abril de 2017, 8:20

    Me parece que la dispunta no es tanto por cuál fuese el resultado de un posible referéndum, secundario para ambas partes (gobierno central y catalán), como porque en Cataluña se pueda celebrar o no un referéndum sobre su independencia de España, con lo que se le estaría reconociendo desde ese mismo momento, más allá del resultado, una entidad política (no sé si legal también) propia y diferenciada (más allá de la autonomía reconocida por la constitución).

    ResponderEliminar
  17. Respuesta a Anónimo/buble: ya salió el tema "aranés" o ¿y si el barrio de Salamanca quiere separarse de Madrid? Si las autoridades del valle de Arán quieren realizar una consulta entre sus vecinos sobre el tema y la Generalitat se lo impide, que no se preocupe esta anónimo recalcitrante que yo seré el primero en apoyar que se realice esa consulta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya lo decía yo: bucle, nada más. Ya salió el tema (¿recalcitrante?) de que en Cataluña, como en cualquier otro sitio, sólo hay una Verdad y una Razón, y quienes no la compartan es que son..., y aquí algunos adjetivos, por decirlo así, poco amables. Lo de que alguien pueda, legítima e inteligentemente, disentir, como que no. Es materia de cursos superiores, por lo que se ve. Paciencia.

      Eliminar
  18. El debate es estéril porque detrás hay una condición psíquica, idiosincrática: que hay muchas personas encantadas con la coacción, muchas personas con mentalidad de súbdito, muchos con miedo a la libertad (Karen Horney). Necesitados de "supra-entes" a los que obedecer y someterse. El Estado llena sus carencias.
    Se delatan en su angustiada pregunta "¿y si luego Tarragona quiere la independencia?". Está fuera de su alcance la actitud: pues adelante Tarragona! Por eso el debate es estéril.

    ResponderEliminar
  19. Respuesta a Miguel/Higgins: Yo estoy orgulloso de ser español y por eso comprendo (y me siento afín) a quienes están orgullosos de ser franceses, ecuatorianos, suizos o catalanes. Y eso no quiere decir que no me avergüence de Rajoy y Javier Fernández como otros se avergüenzan de su pujoles o bárcenas respectivos. En todas partes cuecen habas. Yo estoy muy a gusto siendo español, qué se le va a hacer (y luchando contra las sombras de mi país, como el padre Las Casas, Jovellanos, Ramón y Cajal, Azaña...). Y por eso mismo creo que no se le debe imponer a nadie tal condición.

    ResponderEliminar
  20. Hablando del orgullo de sentirse español... Veíamos ayer a don Pedro Sánchez indignarse porque el "tramabús" podemita paseaba -entre el de notorios y presuntos delincuentes- el careto del millonario sevillano don Felipe González. Hay que ver las cosas que se llegan a hacer para atraer agua al molino de uno... Indignado don Pedro, con las fechorías que le clavó en la espalda el falaz de la mirada turbia... Estoy seguro de que si existe alguien en política a quien Sánchez deteste (¿sabrá odiar este hombretón de aspecto tan saludable?), este es el lacayo de Carlos Slim Helú. Y se lo tendría merecido. Repugnante el sujeto.
    Ay, lo que ha tenido que tragarse el candidato para congraciarse con los muchos "socialistas" a quienes el trilero parece que ha abducido el seso... Como aquella mujeruca con cara de indigente que se lo comía a besos en una foto de prensa reciente. Patético.
    Dicen las malas lenguas de la izquierda que es mejor que gane las primarias la Sultana, que ese iba a ser el camino más corto para la jibarización del PSOE. No sé si tendrán razón, pero no darse el gusto de presenciar el revolcón a la catequista analfabeta sería hurtarle al cuerpo uno de los pocos placeres que le son permitidos a uno en estos tiempos de recortes.
    Viendo la sintonía parlamentaria PP-PSOE (en Madrid y sus "provincias" y en Bruselas), que tan bien se avienen para taparse las vergüenzas mutuas, no puedo dejar de sonreír por lo bajini ante el argumento de aquellos infelices que siguen diciendo la cantinela de que si en España no hubo un gobierno de progreso fue debido a la intransigencia de PODEMOS. Pues aviados íbamos a estar si -en un momento de flaqueza indescriptible- los morados podemitas hubiesen extendido un cheque en blanco para que gobernara esta tropa, que tan de manifiesto dejó su calaña pocas fechas después del "desencuentro" (que ellos quieren presentar como sobrevenido, cuando ya estaba escrito antes con letras de bronce en la hoja de ruta de partido) con la comisión negociadora (?). Algunos flojos todavía sostienen que no iba a existir tal cheque en blanco, que de incumplir los de la Gestora (eran los mismos, se llamaran como se llamasen), se les podía retirar la confianza..., sin reparar en que la trampa estaría servida: los votos que le iban a faltar al Gobierno de parte de PODEMOS los iba a obtener -por obvias "razones de Estado", claro)- del diligente PP, siempre dispuesto a poyar cualquier medida regresiva que le pusieran por delante.
    Un ejemplo de lo que importa gobernar: con minoría, el PP lo está haciendo casi como si hubiese tenido mayoría absoluta..., con la colaboración providencial de C,s y del Psoe. Y con la Mesa del Congreso, que no es manca.
    A ver cuando nos caemos de la burra de una vez, que somos mayorcitos.

    ResponderEliminar
  21. Están bloqueados los comentarios??

    ResponderEliminar
  22. No, anónimo preocupado por el blique..
    Higgins: bla,bla, bla.
    Anónimo/Bucle: no entiendo la ironía. En Cataluña y fuera, ¡vaya si se puede disentir de la opinión de que importa la opinión de los ciudadanos expresada en las urnas! Algunos no hacen otra cosa, dentro y fuera de Cataluña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Preocupado por el bloqueo, quise decir como habrá adivinado el anónimo inteligemte.

      Eliminar
  23. Tengo algo de mala conciencia: he puesto nervioso al buen Martín... Y este que va y que bliquea y que llama inteligemte a la gemte.

    ResponderEliminar
  24. Imposible no compartir la visión de Higgins. Mientras el "sujeto repugnante", el "falaz de la mirada turbia" no sea defenestrado con audacia y determinación, a ser posible también con el oprobio que merece, el que fue su partido arrastrará un lastre imposible de sobrellevar. Defenestrado, sí, públicamente desautorizado, incluso expulsado, él y los barones que le sujetan el palio. Mientras no se haga, no habrá partido en libertad. Será un partido clavado a una cruz de San Andrés, ya saben, en forma de aspa o de X.

    ResponderEliminar
  25. Julio: Higgins es algo ingenuo y cree que el noble Pedro dará batalla y que tiene posibilidades de salir bien parado. Y que si saliese bien parado habría un partido socialdemócrata presentable en España, lo que es necesario y hasta deseable. Eso deseo, eso espero. Pese al Aparato.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy bien, Higgins. La inocencia en política es más saludable que el escepticismo. Este me recuerda al sabor fuerte y desagradable de los guisos de cordero. Fíjese sin prejuicios en los últimos presidentes de Estados Unidos: todos son un poco tontorrones, como niños pequeños. Pero ellos son nuestros hermanos mayores en democracia.

      Eliminar